Renueva tus habitaciones con color

Como pintores en Madrid, sabemos que si desea darle un toque totalmente renovado a su vivienda, puede conseguirlo a través de la pintura sin necesidad destinar un gran presupuesto a este fin, ni de tener que realizar grandes y molestas obras. Las habitaciones son unas de las piezas más simples a la hora de lograr ese cambio, ya que con la elección de un color diferente su imagen variará totalmente. Por tanto, no lo piense más y tome nota de algunos buenos consejos para afrontar el cambio de imagen de su vivienda con éxito.

Antes de elegir los colores con los que pintar las paredes de la vivienda, resulta bastante importante tener primero decidido qué ambiente desea impregnar en ella.  El verde, por ejemplo, es un color que invita a la calma, y ayuda bastante a la hora de concentrarse y pensar. Se puede combinar con el amarillo, el naranja, y sobre todo el blanco. El verde y el blanco forman una combinación muy adecuada para los dormitorios.

Un buen acierto es pintar de verde alguna de las paredes, y el resto por ejemplo de blanco roto.

El gris y el azul irradian serenidad y elegancia. El gris se puede destinar a las paredes, mientras que el azul puede utilizarse  para detalles decorativos y complementos.

Otra buena opción es decantarse por el blanco, el gris suave o el blanco roto para las paredes, y pintar algunos detalles con un gris más intenso.

consejos pintura habitaciones

Sensación de amplitud

En nuestros días, lo pisos del centro de las grandes ciudades tienden a tener cada vez menos metros cuadrados, por lo que resulta conveniente evitar los grandes contrastes y decantarse por las tonalidades neutras.

Utilizando los colores adecuados a la hora de pintar las diversas estancias de la casa, podrá darle una mayor sensación de amplitud. Los colores claros, como el blanco, son los más recomendados para las habitaciones de tamaño reducido, ya que además de dar una sensación de mayor tamaño también dotan al espacio de una mayor iluminación.

Los colores cálidos como el naranja o el fucsia pueden resultar bonitos para muchas personas, pero a nivel visual suelen acercar las paredes hacia el observador lo cual, sobre todo si los techos son bajos, pueden hacer parecer al espacio más pequeño de lo que es. Si realmente le gustan estos colores, puede utilizarlos para pintar los muebles y algún otro detalle decorativo, pero sin abusar demasiado de ellos.

Los colores fríos como puede ser el verde claro, pueden dar una impresión de mayor amplitud, y son muy adecuados para viviendas con techos bajos. Utilizar distintos colores a la hora de pintar las paredes de las estancias puede resultar original y divertido. Si va a decantarse por esta opción es recomendable elegir tonos de la misma gama. La mayor parte de las paredes se podría pintar de un color claro, mientras que otras pueden ir en un color algo más oscuro, pero siempre ambos elegidos dentro de la misma gama.

Escalera de colores

El blanco, el marrón y el beige son tres colores que además de combinar muy bien entre ellos constituyen una perfecta escalera de colores para ser combinados en la misma estancia. El beige o el blanco son muy apropiados para pintar las paredes, mientras que el marrón es un buen color para los muebles. Si se decanta por esta opción, algún detalle o elemento decorativo pintado de naranja sería una muy buena alternativa.

Más información

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes