La pintura térmica, tipos y usos

Los avances tecnológicos nos ofrecen grandes ventajas al ofrecernos productos revolucionarios que nos ayudan a hacer nuestra vida más fácil y práctica. Un ejemplo de ello es la pintura térmica con la cual podemos mejorar la eficiencia energética de nuestro hogar.

que es la pintura termica

Como pintores en Madrid, sabemos que con la pintura térmica, también conocida como termoaislante, podemos conseguir ahorrar energía hasta en un 40%. Hoy queremos contarte todo lo que debes saber sobre este innovador producto y cuáles son todos los beneficios que te pueden aportar.

La pintura térmica es un material que posee capacidades aislantes y por lo tanto, ayuda a mantener una temperatura óptima en el espacio donde es utilizada dejando fuera tanto el calor como el frío. En un principio, fue utilizada por técnicos aeroespaciales para aislar naves, pero hoy en día, su uso ya se ha extendido por sus grandes beneficios.

La pintura térmica está compuesta por pequeñas esferas cerámicas que se encargan de crear una cámara de aire cuyo objetivo es romper el puente térmico y producir el efecto aislante. Es especialmente utilizada para pintar fachadas, techos, tejados y paredes.

Tipos de pintura térmica

Existen dos tipos de pintura térmica, dependiendo del lugar que vayamos a pintar:

  • Pintura térmica de interior: indicada para habitaciones, salón, cocina, baño y techo de viviendas. Podemos conseguirla en una gran variedad de colores.
  • Pintura térmica para exteriores: Es ideal para pintar fachadas y paredes de exterior en edificios y casas. También es utilizada en aplicaciones de tipo industrial.

Ventajas que nos ofrece este tipo de pintura

La pintura térmica nos ofrece una serie de ventajas, entre las que podemos mencionar:

Su principal característica, como ya lo hemos mencionado, es su capacidad de aislar térmicamente, y por lo tanto ayudando a regular la temperatura en el interior de la vivienda. Según las pruebas desarrolladas para medir la eficacia de la pintura térmica, esta nos puede ayudar a ahorrar hasta un 40% de energía y en nuestra factura a fin de mes.

Evitamos las humedades

Al ser aislante, la pintura térmica nos ayuda a prevenir la aparición de humedades producto de la condensación y las molestas manchas de moho que pueden ser perjudiciales para la salud.

Puede usarse en distintas superficies

La pintura térmica es muy versátil y por lo tanto puede usarse sobre distintos tipos de superficies. Podemos aplicarla sobre paredes de cemento, ladrillo, yeso o sobre estructuras como tuberías, vigas, etc.

Es ecológica

En el mercado encontramos marcas de pinturas térmicas que a su vez son ecológicas ya que han sido fabricadas con una base de productos orgánicos que no causan daños sobre el medio ambiente. Tampoco ocasionan alergias ni tienen olor fuerte y por ello pueden ser aplicadas en habitaciones, escuelas o centros médicos sin problema.

Pasos para aplicar la pintura térmica

Aplicar la pintura térmica es muy fácil. A continuación te explicamos paso a paso cómo hacer para conseguir un resultado impecable.

  • En primer lugar, debemos asegurarnos de limpia la superficie que pintaremos, quitando todo el polvo que pueda haber.
  • Agita de forma suave el contenido del bote de pintura.
  • Para aplicar la pintura térmica, primero dilúyela en 5% de agua y luego utiliza una brocha o rodillo para extenderla. Aplica un mínimo de 2 capas.
  • Espera al menos 12 horas para proceder a colocar el mobiliario en la habitación.

Más información

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes