Pinta azulejos y baldosas… ¡Saca partido a tu decoración!

¿Te habías planteado esta opción alguna vez a la hora de renovar o cambiar de aires algunas de tus estancias? Lo cierto es que es una manera muy sencilla, practica y sobre todo original de darle un nuevo toque, un toque distinto bien sea a tu baño o cocina. Tan solo consiste en pintar esos típicos, aburridos y porque no decirlo tradicionales azulejos monocolor de los cuales tras el paso de los años has acabado aburriéndote.

De esta forma, no solo acabarás ahorrando costes, ya que no es lo mismo iniciar una reforma a través de la cual deberás eliminar el alicatado con cincel y martillo, por no hablar de la elección de los nuevos materiales.

consejos para pintar azulejos

Por ello, como pintores en Madrid os apostamos por esta alternativa. ¿Qué colores son los que os recomendamos? Lo cierto es que aquí puedes tirar por armonizar con tu decoración existente o  valerte de las tendencias. Particularmente, nosotros os aconsejamos que probéis con colores pastel como puede ser un azul celeste, amarillo claro o  por ejemplo un tono verde manzana, ya que así conseguirás alegrar la estancia sin llegar a ser muy estridente.

Sin embargo, como bien hemos citado antes, hoy en día las tendencias mandan y siguiéndolas habrás observado que actualmente se basa en el juego del contraste de colores claros con oscuros. Si finalmente te decantas por esta opción, te aconsejamos pintar el alicatado en tonos como por ejemplo el negro, granate o azul oscuro de forma que así combine con muebles y demás objetos de decoración de tonalidad de corte más claro.

¿Cuál es el único problema que puede surgir aquí? Al pintar una superficie no porosa como son las baldosas, es que cualquier tipo de pintura no vale puesto que ésta no conseguirá que se adhiera sobre los azulejos. Para solucionar esto, te recomendamos que apliques y adquieras una pintura especial que servirá de nexo entre el fondo y el acabado.

El proceso de trabajo que tenéis que seguir es muy sencillo:

Inspecciona la zona

¿Con que fin? Pues simplemente para cerciorarte de que los azulejos se encuentran bien, no están sueltos o partidos, sino que están en buen estado. De igual forma revisa también las juntas.

Limpia los azulejos

¿Con algún producto especial? Preguntarás. Bien, simplemente basta con limpiar la superficie con un trapo, así se eliminará cualquier resto de polvo, suciedad, de detergentes o grasa, etc. No restes importancia a este paso ya que una mala limpieza traerá más adelante sus consecuencias como por ejemplo problemas de adherencia de la pintura.

A pintar

¿Ya? Si, justo después de que previamente hayas rodeado con cinta de carrocero los apliques de pared, si los hubiera o demás enseres que no puedas retirar, ya puedes pinta las baldosas ayudándote con un rodillo o con una brocha para las zonas más difíciles. ¡Como prefieras!

Eso sí, antes que nada os chivamos desde Pintores Madrid, un pequeño truco: si lo que quieres es provocar o evocar una sensación de que has removido o has colocado baldosas nuevas en vez de pintarlas, debes de fijarte en un detalle; las juntas. Este es el elemento primordial que cantará sobre si has renovado o no los azulejos de la cocina y el baño. De esta forma si también las limpias o sigues nuestros consejos dotarás de la característica cuadrícula blanca de los alicatados a la superficie.

Más información

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes