Decorar tus paredes con colores vivos

Como pintores en Madrid, a la hora de elegir el color más apropiado para las paredes de una habitación, entran en juego muchos factores: el tipo de habitación, el tipo de decoración que emplearemos, y sobre todo, el toque personal y la personalidad que queramos aportarle.

Los colores son una herramienta muy poderosa, ya que a través de ellos, no sólo damos personalidad a un espacio sino que también podemos transmitir sensaciones. Si tu objetivo es lograr una habitación que transmita optimismo y  entusiasmo, entonces tu mejor opción está dentro de la paleta de colores vivos.

consejos decoracion colores vivos

Los colores vivos son aquellos cuyas tonalidades son cálidas y su intensidad es elevada. Estos, suelen acompañarse con una base blanca para generar un mayor contraste sin llegar a recargar el espacio, y a su vez para aportar más luminosidad.

Como especialistas en pintura y decoración, te traemos algunas combinaciones de colores vivos que te ayudarán a dar alegría, vitalidad y energía a cada rincón de tu hogar.

Amarillo y verde

El amarillo es el tono alegre por excelencia por la luminosidad que aporta a cualquier espacio. Permite ser combinado con otros colores vivos, dentro de la cual destacamos el uso de los tonos verdes.

El Verde es un color que se encuentra estrechamente relacionado con la naturaleza, por lo que nos aporta un toque de naturalidad en la decoración. Por ejemplo al juntar el amarillo con tonos lima o verde pistacho, logramos crear un espacio lleno de vitalidad, fuerza y armonía.

El turquesa

El uso del color turquesa ha ganado terrenos dentro del mundo de la decoración y el interiorismo, y es ideal para lograr espacios más luminosos. Existen muchas combinaciones posibles de colores vibrantes y el turquesa, por ejemplo con los tonos rosas o naranjas puede añadir energía y vitalidad a un espacio.

Combinar el turquesa con el azul o verde ayuda a conseguir una habitación más equilibrada y armoniosa, además de añadir un toque de frescura, luz y naturalidad.

El naranja

El naranja es otro de los colores más alegres por excelencia, y permite realizar infinidad de combinaciones al acompañarlo de otros colores. Por ejemplo, al hacer uso de colores grises o del blanco.

Otro de los colores complementario del naranja es el azul. Para conseguir un ambiente equilibrado y agradable debemos usar las dosis de ambos colores con prudencia o de lo contrario obtendremos como resultado un ambiente agobiante.

Full color

Puedes optar por combinar diferentes colores vibrantes entre sí, siempre y cuando lo hagas de forma armoniosa, evitando saturar visualmente el ambiente. Usar colores vivos es la mejor solución para aportar energía a tu hogar y renovar su imagen de forma instantánea y sencilla.

Recuerda que los colores son muy poderosos, pudiendo hacer que un espacio luzca frío o cálido según la combinación de colores y tonalidades que empleemos y esto puede influir directamente sobre el estado de ánimo y la percepción de quienes están en la habitación.

Más información sobre decoración

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes